Libertad

Te has acostumbrado tanto a la jaula,
a los límites,
a las estructuras,
a esos cimientos profundos y viejos,
que te sientes mal por ser libre.

Naciste en libertad,
has venido a esta tierra a volar,
la culpa no existe,
la imposición sólo está en tu cabeza.

Eres completamente libre,
de ir si quieres ir,
de quedarte si deseas silencio,
de elegir la compañía o la soledad.

Eres libre de renunciar a lo que no te hace bien,
libre de seleccionar tus pensamientos,
libre de dejar de maltratarte o sabotearte.

Eres completamente libre de tomar el camino que tu corazón dicte.
Libre de elegir lo que deseas que entre a tu cuerpo, a través de tus sentidos.
Eres libre para decir NO claramente
O para dar un rotundo SÍ.

También eres libre de cambiar de parecer,
de transformarte o desdecirte,
eres libre para elegirte a ti antes que a nadie.

¡Eres libre! no has hecho este viaje para quedar bien con alguien.
Ni para cumplir expectativas ajenas.
Mucho menos para realizar los sueños y las manifestaciones de los otros.

Por favor nunca olvides
que tú has nacido libre,
que es tu viaje,
que tú eres quien guía la nave
para descubrir sus propias travesías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s