No te traiciones.
No tienes que ser “buena” y decir que sí a todos y a todo. No tienes que abrir las puertas de tu casa a todo mundo, no tienes que recibir o atender a quien no sientes recibir en tu vida y en tu intimidad.
Si profundo en ti sabes la respuesta… escúchate, y cancela esa reunión, no te compartas con quien no sabe compartirse y solamente exige. No vayas a ese lugar, no hagas esa colaboración, no invites a tu templo creativo a nadie que no lo merezca.
Recuerda todas esas veces que dijiste “no debería hacerlo”, y lo hiciste, y te traicionaron. Esas veces que por ser “la niña buena”, por ser “la mujer en un camino espiritual” permitiste que alguien te gritara o se colocara como eterna victima ante ti.
No te traiciones. No te pierdas. Si no hay equilibrio, respeto, crecimiento, expansión y reciprocidad… salte de ahí, no te conformes. Escucha a tu intuición y vive como la maga que eres: en todo tu poder personal.
Desconozco el autor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s