Aceptar no es resignación, es fluir con aquello que no está en mi control…

Aceptar no es resignación, es fluir con aquello que no está en mi control

Esto me enseñó a aceptar el momento presente como es, sin juzgarlo desde la dualidad. Comprendiéndolo como un simple fragmento de todo un engranaje perfecto diseñado con un propósito pedagógico de amor, aún detrás de las circunstancias más difíciles e inexplicables, está la dinámica de la perfección divina.

Así como los planetas no hacen esfuerzo por mantener su sincronía, ni las plantas por conservar la vida, así nosotros somos parte de esta sabiduría infinita que sostiene y nos conduce con amor. Confiar, no resistir, fluir, disfrutar el camino sin aferrarse al resultado esperado, pues lo que sucede siempre es lo mejor para nuestro propósito mas elevado.

Este aprendizaje me ha permitido ver la vida sin juzgar la situación actual, preservando mi paz por encima de la necesidad de ganar o tener la razón, comprendiendo que yo hago lo que me corresponde y suelto la expectativa .

Hoy solo se que mi vida ha dado un vuelco que ni yo me lo creo, que mis relaciones son armónicas, que tengo a mi lado una pareja que me ama tal como yo me estaba amando, que mis recursos fluyen de forma abundante, haciendo lo que disfruto y sirviendo al universo en esta bella labor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s