Tao

Quién practica este estilo de vida manifiesta afectuosa serenidad, respeto, cuidado, delicadeza, humildad, que se proyecta a la totalidad de los seres.

El taoísmo nos enseña quienes somos y cuál es nuestro lugar en el cosmos.

No somos seres sociales, sino naturales.

No somos seres aislados, sino que estamos insertados en el Todo, al que habremos de servir y por cuya armonía, velar.

La ética del Tao se asemeja a la ductilidad del agua; nunca a la dureza o rigidez del sólido.

Como el agua, la ética taoista se adapta a los hechos. No presta ninguna resistencia violenta.

Líquido significa fluido. Tener una ética líquida es tener la mente abierta, liberada de la inercia vital o cerrazón mental; saber escuchar, no obsesionarse, vivir con lucidez y con el ánimo relajado.

El agua se adapta a cualquier superficie, busca los bajos fondos y su fuerza consiste en su debilidad, en su tremenda flexibilidad y plasticidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s